Acceso clientes

Subir

Mujer, empresa y coaching ontológico hoy

Mediale / Coaching  / Mujer, empresa y coaching ontológico hoy

Mujer, empresa y coaching ontológico hoy

 “La fuerza de la femineidad siempre ha estado presente. Pero ante todo y antes que todo somos personas”, destaca Ángela Arancibia.

Harvard Business Review hace todos los años un estudio para identificar los cien mejores CEO del mundo. En el estudio del 2016, hecho sobre la base de más ochocientas empresas en el mundo, ¡solo hay dos mujeres! Estamos aún lejos de tener una situación equitativa para la mujer en el mundo. La etiqueta que arrastramos desde el siglo XX y que acompaña a muchas mujeres en este siglo, sobre todo en los sectores más pobres y vulnerables de nuestro mundo, es una mezcla de los siguientes rasgos:

  • Trabajas de cinco de la mañana a doce de la noche.
  • Haces por lo menos cuatro cosas al mismo tiempo.
  • No dejas que ningún proyecto, tuyo o de quienes te rodean, se caiga, luchas con todas tus fuerzas por mantenerlo a flote.
  • Te haces cargo de todos, y estas siempre dispuesta a sacrificarte por ellos.

Si te autopercibes así o muy similar a esto, eres hija directa del siglo XX. Ese es el tipo de mujer que viene de esa deriva. Si no lo eres, es muy posible que lo haya sido tu madre, tu abuela. Lo que sí es seguro, es que ellas no son la persona – mujer que estos tiempos requiere.

Nos toca a las mujeres de hoy reinventarnos. Crear una forma distinta de desarrollar nuestra feminidad, para asumir los retos que esta nueva era nos presenta. Ser mujer, cobra más relevancia que nunca, pero con esquemas distintos. Basta de estereotipos que no revelan la complejidad de quienes somos. El desafío es descubrir nuevas miradas que nos permitan ser personas de este tiempo. En la ontología del lenguaje, y el coaching ontológico podremos encontrar algunas claves, que nos permitirán asumir el rol que nuestras hijas y nuestras nietas requieren para tener una vida distinta.

Ahora, el milenio también amaneció disolviendo las fronteras entre los géneros. Estoy consciente de que, al hablar de las mujeres, en rigor, estoy hablando del ser humano. No son solo las mujeres las que tenemos la responsabilidad de transformarnos para enfrentar el reto del milenio. Somos todos.

El coaching ontológico, es mi camino hoy y el de muchos hombres y mujeres. Mi ser mujer me ha abierto una opción para ser mejor coach. La Ontología del Lenguaje nos da un discurso de base, para encumbrar una práctica, que, a mi juicio, está destinada a marcar el futuro de todos. El coaching ontológico, la práctica, va cambiando el mundo, una persona a la vez. La ontología del lenguaje, el discurso, va cambiando el mundo y la trascendencia de cada ser humano. Y ambos, discurso y práctica, van creando un nuevo modo de hacer empresa hoy en día. 

Esta combinación nos ofrece un camino de trascendencia. Si muchas mujeres se atreven a hacer algo por la transformación de este mundo en que vivimos, habrá valido el esfuerzo que estamos haciendo muchas por lograrlo.

 

 

Mediale

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios esta cerrado.