Acceso clientes

Subir

Lo que debes saber sobre una Mediación en Salud

Mediale / Mediación  / Lo que debes saber sobre una Mediación en Salud

Lo que debes saber sobre una Mediación en Salud

La mediación es un sistema alternativo de resolución de conflictos y distinta a un tradicional juicio. Con esta opción, un tercero imparcial y sin poder de decisión, llamado mediador, ayuda a las partes a buscar por sí mismas una solución al conflicto, mediante acuerdos que satisfagan los intereses y necesidades de cada una de ellas.

En palabras simples, se busca que mediante la comunicación directa entre las partes, éstas lleguen a una solución extrajudicial de la controversia y soluciones mutuamente aceptables.

Un aspecto importante de la mediación, es que es completamente voluntaria, ninguno de los participantes está obligado a asistir a las reuniones y se puede dar por terminada en el momento que deseen.

En este contexto, el objetivo y rol del mediador, es ser un facilitador de la comunicación entre los participantes. Un mediador no es ni juez ni árbitro, por lo tanto quienes solicitan este sistema son los únicos protagonistas del proceso y tomarán sus propias decisiones.

Un mediador es neutral e imparcial. Lo que significa que no va a emitir juicios de valor moral o de carácter legal respecto de los participantes. Y todos tendrán las mismas oportunidades de participación en el proceso.

Características del proceso de mediación en salud a tener en cuenta:

• La mediación es un proceso confidencial según lo señalado en el artículo 51 de la Ley 19.966 y es obligación legal del mediador leer este artículo, según el artículo 30 Reglamento de Mediación por Reclamos en contra de Prestadores Institucionales Públicos de Salud o sus Funcionarios y Prestadores Privados de Salud.
• En beneficio del procedimiento y de acuerdo al artículo 28 del Reglamento de Mediación en Salud, la comparecencia a las audiencias será personal, sin perjuicio de las actuaciones que corresponda al representante legal o a quienes las partes designen como apoderado con facultad expresa para transigir. Sin perjuicio de lo anterior, las partes podrán ser asistidas o acompañadas por terceros. Los prestadores institucionales comparecerán a través de su representante legal o apoderado debidamente facultado.
• En mediación se trabaja en reuniones conjuntas, en las cuales están todos presentes, por un tiempo aproximado máximo de dos horas. También se puede trabajar en reuniones privadas, si en algún momento el mediador lo estimare necesario o los participantes así se lo solicitaren.
El plazo total para el procedimiento de mediación será de 60 días corridos, plazo que podrá ser prorrogado hasta por 120 días como máximo.
• En este proceso se exigen normas mínimas de comportamiento basadas en el respeto.
• En caso de que se llegue a una decisión compartida, se redactará un acuerdo con respecto a todos o a uno de los temas que se conversen, el que deberá ser libre e informado. Estos acuerdos una vez leídos y aprobados por los participantes, serán consignados en un acta de mediación que deberá ser firmada por ellos y por el mediador. El acta surtirá los efectos de un contrato de transacción.
Si no se llega a un acuerdo, esto no afectará para nada a un juicio posterior. Y se levantará un acta señalando el fracaso de la mediación, que deberá ser firmada por ambas partes.

Mediale

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios esta cerrado.