Acceso clientes

Subir

Tomando consciencia de nuestras emociones

Mediale / Coaching  / Tomando consciencia de nuestras emociones

Tomando consciencia de nuestras emociones

¿Has oído hablar de la inteligencia emocional, de cuáles son sus componentes y para qué nos sirve en el día a día? Para Daniel Goleman, psicólogo, periodista y escritor estadounidense, la inteligencia emocional es la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones.

Si bien se tiene certeza que ser emocionalmente inteligente nos traerá bastantes beneficios en todo ámbito de nuestra vida, este no es un campo muy abordado, ya que es más profundo de lo que pensamos. Por lo mismo, en estas líneas intentaremos explicar lo primordial que es para nuestra vida profesional.

Ahora bien… ¿Qué tan importante es el trabajo en equipo en nuestra vida? ¿Le entregamos el valor que merece emocionalmente hablando? Gracias al correcto desarrollo de la motivación, flexibilidad, armonía, empatía y emociones, factores que pueden llegar a ser muy relevantes al momento de compartir con nuestros compañeros de trabajo o, incluso, en reuniones familiares o con amigos, podemos lograr un exitoso progreso profesional y personal.

“Es por esto que podemos entender que ser competente emocionalmente es una capacidad muy valorada por las empresas en estos momentos. De hecho, numerosos estudios han mostrado que una de las competencias fundamentales en la obtención de un eficaz rendimiento en el trabajo es la Competencia Emocional”, explica Ángela Arancibia, Directora de Mediale.

Por lo mismo, es necesario tener en cuenta, y entender,  los cuatro componentes que conforman la inteligencia emocional.

Conciencia de uno mismo: Capacidad de comprender e interpretar tus emociones, así como reconocer su impacto en el rendimiento laboral, relaciones, etc. Por otro lado, la confianza en uno mismo es muy importante, ya que cuando te sientes bien contigo, eres capaz de traspasárselo a quienes te rodean.

Autogestión: Debes controlar tus emociones e impulsos perturbadores, para así evitar problemas. Además, ser fiable y meticuloso nos ayudará para asumir nuevos desafíos con responsabilidad. Debemos lograr adaptarnos a cada situación cambiante, lo que nos ayudará a superar los obstáculos de una manera positiva. Asimismo, estar orientados a los logros nos ayudará tener un criterio interno de excelencia, iniciativa que nos ayudará a aprovechar todas las oportunidades que se nos ofrecen.

Conciencia social: Ser empático, entender o intentar percibir las emociones de los demás nos ayudará a realizar un mejor trabajo, ya que muy pocas personas logran interesarse activamente por las preocupaciones de quienes nos rodean. Además, es necesaria la conciencia organizativa, es decir, la habilidad de interpretar las corrientes de la vida, junto con la orientación al servicio, tener claro cuáles son las necesidades de los clientes y lograr satisfacerlas.

Habilidad social: La comunicación, la gestión de conflictos, crear lazos junto a tus compañeros y el trabajo en equipo son los factores más importantes en este mecanismo, ya que son el pilar fundamental para guiar nuestra conducta, manejando nuestros propios sentimientos y expresándolos de manera inteligente.

Compartir
Mediale

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios esta cerrado.